MARESMAR-2018

“En Varador 2000 se conjuga el rigor profesional del astillero con la flexibilidad que requieren las necesidades del cliente”

EDUARDO JOSÉ GARCÍA, CAPITÁN DEL CATAMARÁN USUHAIA

·El capitán afirma que tras el refit en Varador 2000 “el motor tiene una serenidad que no tenía ni de nuevo”

img_3313-2

Conoció Varador 2000 a través de Internet. Pidió referencias. Recaló en el astillero y decidió que era el lugar idóneo para poner a punto el Usuhaia, un catamarán fabricado en Francia por Catana en el año 2001. Desde entonces ha pasado más de un año, pero Eduardo José García, el capitán del Usuhaia, no se arrepiente de su decisión: “después de diversas experiencias negativas en otros astilleros europeos, en Varador 2000 hemos encontrado el entorno ideal que necesitábamos para poner a punto el barco con tranquilidad”.

Eduardo José García es un viejo lobo de mar. Cuarenta años navegando por todo el mundo –los treinta últimos como capitán– avalan su trayectoria profesional. Conoce profundamente el sector y es muy exigente. También es muy prudente y por eso mide sus palabras, pero no puede ocultar que está satisfecho con los trabajos que le han realizado al Usuhaia en Varador 2000: “el 80% de los trabajos previstos inicialmente ya están hechos a entera satisfacción y el año próximo volveremos para completar el resto”, asegura.

El capitán también valora muy positivamente el hecho de que tanto él como el armador han podido participar “en algunas de las soluciones técnicas propuestas por Varador 2000 para resolver determinados trabajos complejos que se han hecho en el barco. En todo momento –añade García– se ha conjugado el rigor profesional del astillero con la flexibilidad que requieren algunas necesidades del cliente”.

La embarcación, de la serie Catana 582 (17,70 metros de eslora por 9,12 metros de manga), se ha sometido durante los últimos doce meses a una rehabilitación prácticamente integral. Se ha reparado la cubierta y otros accesorios de madera; se ha limpiado y pintado el casco; se ha modificado la linea de flotación; se ha reinstalado la instalación eléctrica (cajas, terminales, conectores); se ha revisado la jarcia, el mástil de carbono, el bauprés y los obenques y se han revisado los dos motores propulsores y el grupo electrógeno.

Según explica el capitán García, “el motor ahora tiene una serenidad que no tenía ni de nuevo” tras la revisión que se ha efectuado en Varador 2000, que ha incluido una revisión general de los dos propulsores, juntas, puntos de desgaste y cambio de acoples elásticos del eje de mando, entre otros elementos. “El astillero tiene unos grandes profesionales en el ámbito de la mecánica, la hidráulica y la jarcia. Estoy muy satisfecho con el trabajo que han realizado, ha sido muy profesional”, afirma García, que asegura que los timmings también se han cumplido “de acuerdo a lo planificado con el astillero”.

El Usuhaia es un barco de alta tecnología. “El casco está fabricado con fibras de carbono, kevlar y twaron, lo que le da una gran fuerza estructural y al mismo tiempo una gran livianidad”, comenta el capitán. García, un argentino enamorado de la música de Joan Manuel Serrat, está muy orgulloso de su barco: “es como un Ferrari”, asegura, sonriente, mientras se dispone a navegar por el Mediterráneo al que tantas veces ha cantado el cantautor catalán.

“Siempre he tenido claro que Varador 2000 mantiene unos estándares de calidad de primer nivel”

ÀLEX BERNAT, CAPITÁN DEL SUPERYATE TAMARA RD

·El capitán valora muy positivamente la futura ampliación de la explanada técnica de Varador 2000

IMG_3264-2

Àlex Bernat, capitán del superyate Tamara RD, proviene de una familia con una larga tradición marinera. Trabaja en el mundo de la náutica desde los 15 años, cuando se enroló en Dofí Jets Costa Brava, la empresa familiar fundada por su abuelo. Ahora, con 40 años recién cumplidos (los últimos catorce como capitán de grandes esloras), es uno de los impulsores de la Asociación Española de Profesionales de Yates de Recreo (AEPYR) que aspira a mejorar el sector y, sobretodo, a mejorar el reconocimiento de los profesionales que trabajan en los yates.

El capitán Bernat es un cliente asiduo de Varador 2000. Sus visitas al astillero de Arenys de Mar (Barcelona) se remontan a muchos años atrás. Ha atracado en sus instalaciones con muchos barcos diferentes, pues “siempre he tenido claro que mantiene unos estándares de calidad de primer nivel”. Ha sido capitán del Glamour (30 metros), Trotter (35 m.), D’Aristotelis (28 m.), Gloria Teresa (43 m.) y Jet Lag (30 m.). Ahora, al mando del Tamara RD, ha pasado varias semanas en Varador 2000 para poner a punto el barco y otras semanas en Mataró Marina Barcelona –la base náutica que gestiona Varador 2000 en la costa norte de Barcelona– antes de zarpar para navegar por el Mediterráneo durante la temporada alta.

En Varador 2000 me siento muy cómodo: tiene un buen servicio técnico, buenos profesionales, precios competitivos y un trato personal excelente”, comenta el capitán, que añade: “aunque, como en todos los astilleros, hay aspectos que se pueden mejorar, como el tema de los espacios de varada. Tengo entendido que Varador 2000 ampliará próximamente su explanada técnica, lo cual es una noticia muy positiva”.

Durante la varada anual en Varador 2000 se ha practicado una revisión a fondo de diversos elementos esenciales del Tamara RD: motores, generador, hidráulica, sentinas, bombas de achique, pintura, limpieza de fondos, antifouling y dispositivos contra incendios, entre otros. “Se ha realizado un buen trabajo” asegura el capitán, que controla de cerca todas las operaciones que se realizan en su barco. Bernat supervisa con conocimiento de causa, pues también tiene una diplomatura en Marine Surveying de inspección de barcos expedida por la Lloyd’s Maritime Academy. “Me gusta mucho la parte técnica de los barcos. Si algún día cambio de oficio probablemente me dedicaré al peritaje”, augura Bernat.

Su pasión por la técnica propició que participara activamente en la construcción del Tamara RD, un Admiral 35 producido por el Cantieri Navali di Lavagna (CNL) en 2010 diseñado por Luca Dini. “Poder participar en la construcción del barco en Italia me ha enriquecido mucho a nivel técnico y personal. Ahora tengo un conocimiento del barco y su funcionamiento que da otra dimensión a mi trabajo”, explica orgulloso Àlex Bernat. El Tamara RD, de 35 metros de eslora y 7,4 metros manga, tiene un casco y una sobrestructura de aluminio y se dedica a uso privado. Tiene capacidad para albergar 8 huéspedes y en temporada alta navega con 5 tripulantes.

El capitán Bernat es muy crítico con la Administración. Reclama un mejor tratamiento fiscal para los astilleros de nuestro país, muy castigados durante los últimos años, y que a pesar de todo “mantienen un gran nivel técnico y profesional, como Varador 2000”. Asimismo, cree que aún queda mucho camino por recorrer en el ámbito de las titulaciones y estudios de los futuros profesionales del sector náutico, y asegura que desde la AEPYR –que ya tiene un centenar de asociados– lucharán por los derechos de todos los profesionales que trabajan en los yates.

“Varador 2000 nos inspira una gran confianza: planifican muy bien el trabajo y no hay sorpresas”

TUE SIMON FASTING, CAPITÁN DEL YATE OPUS II

El sistema hidráulico de la hélice de popa del barco se ha reacondicionado en diez días

 

IMG_3059-2

Tue Simon Fasting

Me aseguraron que en diez días el barco estaría a punto. Tal como se había previsto y presupuestado, a los diez días exactos, el barco estaba reparado”. Tue Simon Fasting, capitán del superyate Opus II explica su experiencia en Varador 2000 con gran satisfacción. El capitán, de origen danés, asegura que nunca antes había estado en un astillero que planificara tan bien el trabajo y los tempos: “aquí no hay sorpresas, todo se ejecuta de acuerdo con lo planificado, y eso nos inspira una gran confianza. Volveremos, no me cabe duda”.

Además de la planificación, Tue Simon también valora –y mucho– los resultados. El barco llegó a Varador 2000 con un grave problema en el sistema hidráulico de la hélice de popa, que se tuvo que reacondicionar por completo. “Se ha realizado un trabajo muy complejo en un tiempo récord y con un resultado óptimo. La reparación ha sido un éxito gracias a los grandes profesionales que trabajan en este astillero”, comenta el capitán.

La primera visita del Opus II a las instalaciones de Varador 2000 en Arenys de Mar (Barcelona) fue en el año 2010. En aquella ocasión el barco permaneció varado durante cuatro meses en su explanada técnica, donde le realizaron diversos trabajos de electrónica, mecánica, pintura, antifouling, y cambio de ánodos, entre otros. La primera experiencia “ya fue muy satisfactoria, por eso hemos vuelto”, explica Simon, que añade: “aquí están muy encima del trabajo, no descuidan ningún detalle.

Según afirma el capitán Simon, en Varador 2000 “nos encontramos como en casa: existe muy buena comunicación con los responsables del astillero, que te facilitan mucho las cosas, te resuelven los problemas con los proveedores y en general son muy flexibles. Nos han dispensado un trato muy correcto”, asegura.

El Opus II tiene 36 metros de eslora y 7,6 de manga. Construido en 1997 por Heesen Yachts en Oss (Holanda), tiene un casco de aluminio y también dispone de hélices de proa y popa para mejorar la maniobrabilidad. El diseño exterior de la nave es obra del italiano Francesco Paszkowski, uno de los grandes especialistas internacionales de la arquitectura naval. El diseño interior del barco también lo firmó otro de los grandes expertos del sector, el norteamericano Evan K Marshall.

El barco se destina exclusivamente a uso privado y navega (preferentemente por aguas del Mediterráneo) con cinco tripulantes durante el verano y con dos en invierno. Ofrece acomodo confortable para seis pasajeros en tres cabinas (1 suite y dos cabinas dobles).

“En Varador 2000 han reconstruido los generadores y el motor principal del barco y han realizado otras mejoras mecánicas importantes”

RALF POWELL, CAPITÁN DEL VELERO NAOS

También se ha hecho el mantenimiento periódico de preparación de la nueva temporada: obra viva, repaso de pintura, cubierta de teca…

IMG_4250-2

El capitán Ralf Powell no había visitado nunca Varador 2000. Llegó a Arenys de Mar (Barcelona) a bordo del velero Naos atraído por las buenas referencias y la reputación de este astillero y se va, después de seis meses, muy satisfecho por el trabajo realizado. “El barco ha quedado en óptimas condiciones para navegar por todo el mundo”, asegura.

Durante el medio año que el Naos ha permanecido en Varador 2000, se han abordado trabajos de envergadura: “se han reconstruido los generadores y el motor principal del barco y también se han realizado mejoras en el eje, la hélice y la botavara”, comenta el capitán, que añade: “creo que hasta dentro de cinco años no necesitaremos revisar de nuevo estos elementos del barco”.

Powell también ha aprovechado esta larga estancia en Varador 2000 para poner al día el casco del barco –obra viva y antifouling–, para “lijar, pintar y aplicar antideslizante en la cubierta de teca del velero y para realizar otros trabajos menores de mantenimiento y de preparación de la nueva temporada”. Este ha sido el tercer refit importante a que se somete el Naos en los casi veinticinco años transcurridos desde su primera botadura en 1992. El velero, de 32,28 metros de eslora, lo construyó CCYD y se destina a uso privado. El casco, diseñado por Ron Holland Design, está fabricado íntegramente en aluminio.

Seis meses en Arenys de Mar con la tripulación

El capitán del Naos, de origen neozelandés, valora muy positivamente las instalaciones de repair & refit de Varador 2000 y el alto nivel técnico de sus profesionales y de las empresas auxiliares que operan en su explanada técnica. Además del factor técnico y profesional, “también ha sido muy importante para nosotros el entorno y la localización del astillero”, comenta Powell, que nunca antes había visitado la costa norte de Barcelona y le ha encantado. Durante los seis meses que el Naos ha estado varado, el capitán ha alquilado una casa en Arenys de Mar para él y su tripulación, otros tres marineros.

“En Arenys hemos estado muy a gusto. Es una ciudad pequeña y tranquila donde se vive muy bien. El único inconveniente –subraya en tono divertido– es que mi tripulación es muy joven y tanta tranquilidad les aburre, sobretodo en invierno. De todas formas –añade Powell– estar tan cerca de Barcelona es una gran ventaja”. El capitán, que a lo largo de su dilatada trayectoria profesional ha conocido astilleros en todo el mundo, asegura que si el barco se encuentra en aguas europeas cuando corresponda hacer el próximo refit volverá a Varador 2000.

“El nivel técnico y profesional que he encontrado en Varador 2000 es muy satisfactorio”

ZOLTAN BOGNAR, CAPITÁN DEL VELERO CASSIOPEIA 68

El capitán también ha amarrado el velero durante varias semanas en Mataró Marina Barcelona

 

IMG_1666

Antes de emprender viaje rumbo al Caribe el Cassiopeia 68 ha permanecido varios meses en el astillero Varador 2000 de Arenys de Mar (Barcelona), donde se ha sometido a una importante revisión técnica. La embarcación, diseñada por Reichel Pugh para Marten Yacht, se construyó hace poco más de tres años en el astillero Green Marine Ltd. de Southampton, aunque la primera parte del proceso constructivo se llevó a cabo en Australia.

El capitán de este precioso velero, el magiar Zoltan Bognar, comenta que ha venido a España “para encontrar un buen servicio técnico”, después de diversas experiencias bastante negativas en shipyards del Caribe, donde tiene su base operativa la embarcación. Bognar, que acumula veinte años de experiencia como capitán, no se muerde la lengua: “con tantos años de experiencia me doy cuenta rápidamente si los técnicos que trabajan en el barco son buenos o no. Es duro reconocerlo, pero he tenido que hacer muchas millas y recalar en el Mediterráneo para encontrar el nivel técnico que no he encontrado en el Caribe”.

Bognar explica que algunos de los shipyards que ha visitado antes de recalar en Varador 2000 “son más baratos pero ofrecen un nivel técnico muy bajo. Hay sitios –prosigue– que son perfectos para amarrar, pero no tienen ni un buen electricista ni un buen hidráulico”. El capitán está “muy satisfecho” con los trabajos de antifouling, hidráulica y quilla que le han practicado al Cassiopeia 68 en Varador 2000, que también ha contado con la colaboración puntual de los técnicos de Sailing Solutions en algunos momentos.

El velero, de 21 metros de eslora, “es un barco muy sofisticado, equipado con la tecnología más moderna”, explica Bognar, que durante muchos años fue capitán de un galeón tradicional. “El cambio ha sido radical”, reconoce. Ahora el Cassiopeia 68 se utiliza en régimen de chárter (admite seis plazas) y también participa en algunas regatas internacionales como la transoceánica ARC que se disputa entre Gran Canaria y Santa Lucía. “Es un velero muy rápido, construido en fibra de carbono, que cuenta con un velamen concebido especialmente para disputar regatas y sistemas de navegación y comunicación de última generación”, afirma el capitán.

El Cassiopeia 68 ha pasado sus últimas semanas en Europa en Mataró Marina Barcelona, la base para grandes esloras que Varador 2000 gestiona en el puerto de Mataró. Aquí el capitán ha acabado de ultimar diversos detalles técnicos del barco y ha preparado la travesía del Atlántico. “En Mataró he estado muy bien, pues no me gustan las grandes marinas, donde todo es muy caótico. Aquí hemos podido preparar a fondo la temporada de navegación por el Caribe con un soporte técnico magnífico de las instalaciones de repair and refit que tiene la empresa en Arenys, a muy pocas millas de aquí”, asegura Bognar, que está convencido de que volverá a visitarlas.